¡Detengan todo! Antes de ver este post, dedícate unos minutos a ver el siguiente micro-documental. Vamos, aunque sea guárdalo para después, pero primero haz clic aquí, y luego sigue leyendo…

El agua es vida, ¡cuida el agua o te mato!
Fuente: LinkedIn de Gabriela Morales.

Escribe: Ezzio Ramos Rojas

Oh, el agua. ¿Qué recurso tan bonito, no? Pues, sin ir más lejos, en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, los suministros de agua estuvieron a punto de acabarse, entrando así a lo que se denominó “Día Cero”. ¿Por qué ocurre esto?

Pues, en el microdocumental de Netflix, “En pocas palabras: La crisis mundial del agua” se nos muestra una serie de factores que han hecho de la escasez de agua una bomba de tiempo en muchas de las ciudades más grandes del mundo, como Ciudad de México, Barcelona, Beijing y otras.

Sigue el hilo completo en nuestra cuenta de Twitter 😉

La problemática del agua viene desde tiempos muy antiguos: toda civilización que quiera desarrollarse necesitará agua cerca de sus ciudades. Ocurrió así con los romanos, los aztecas y, a día de hoy, el 90% de la población mundial vive a menos de 10 km de una fuente de agua dulce. El problema surge cuando esta agua no alcanza, sea por los motivos que sean. En Ciudad de México, por ejemplo, el lago sobre el que se construyó la metrópoli en tiempos aztecas ha ido secándose, lo que ha dejado una sequía muy fuerte y un abuso en el uso de las aguas subterráneas, las que, según el documental, ya tienen el 50% de su cantidad agotada. En esta web nos explican mejor el problema específico que sufre la capital mexicana.

Ciudad de México pronto a agotar sus reservas de agua. Fuente: Bioguía.

Otro motivo alarmante es la desigualdad en el acceso al agua. El documental nos informa que, comparando países, Kuwait cuenta apenas con 10 litros de agua por persona, siendo uno de los lugares más pobres del mundo en tanto el acceso al agua, mientras que Canadá cuenta con 100 000 litros por persona: una desigualdad desopilante que, de manera muy evidente, solo acrecenta las brechas de desarrollo entre ambos países.

Y es que el agua es un recurso escaso. Tan solo el 1% del agua de todo el planeta es apta para el consumo humano. Y de este pequeño porcentaje, buena parte se encuentra en el subsuelo, haciendo de su acceso muy complicado y costoso. El resto se halla en los ríos y lagos, los cuales han ido secándose o contaminándose a lo largo de los siglos por causa del ser humano. No obstante, ¿en qué se desperdicia tanta agua?

Fuente: hazteveg.com

Cada producto que consumimos, desde la Coca Cola, pasando por la ropa que usamos, hasta la carne que buena parte de la población consume, en fin, todo lo que debe ser procesado, requiere muchos litros de agua que no se ven y que, lamentablemente, tampoco se reflejan en el valor de producción, puesto que el agua es un recurso utilizado como si fuese infinito y gratuito. Tan solo en la industria cárnica, se requieren 15 000 litros de agua para elaborar un kilo de carne (por suerte, en Uku Pacha te pasamos el dato de unas suculentas hamburguesas veganas), tan solo por la alimentación de la ganadería. Sin embargo, el problema no se resuelve tan fácilmente como dejar de consumir y ya: muchas familias campesinas dependen de estos alimentos destinados a la ganadería, por lo que un cambio en la producción afectaría drásticamente su economía familiar. Para ello, es necesario que exijamos mejores medidas a los gobiernos y a las empresas, de modo que los perjudicados no sean, como siempre, los menos favorecidos.

Estas “mejores medidas” de las que hablamos deben acompañarse de un correcto acceso a la información para identificar los problemas. Es hora de exigir un uso más eficiente del agua en los procesos de riego, evitar extraer agua de lugares en donde escasea (afín de no quitarles el agua a quienes más la necesitan). Así no será necesario “ponerle un costo al agua”, lo que en buena medida parece acertado, pero, como mencionan en el documental, dispararía los precios y perjudicaría a las poblaciones más vulnerables. Recordemos que, entre la industria y la ganadería, se consume buen porcentaje del 1% del agua planetaria del que disponemos. Este tema da para mucho más, pero está en nuestras manos cambiar esto (incluyendo en nuestro consumo individual), ¡es una bomba de tiempo!

En nuestra cuenta de Instagram dejamos un breve resumen con datos muy interesantes que nos advierten de esta alarmante realidad. ¡No olvides seguirnos en esta red social!

Finalmente, puedes ver a nuestro increíble editor opinar y resumir el documental, en el video de aquí abajo (no apto para cardíacos).

Fuente: Los Simpson.

¡Esperemos que hayas tomado consciencia, ukupacherx! ¡Hasta la próxima vez que nos dejen salir! Y recuerda este consejito: ¡cuida el agua, %$&#¡@, cuida el agua o te mato!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: